Inicio

J. A. Pagola

Homilías

Lecturas del día

El Día del Señor

Diapositivas Eucaristía

Contactos

 

 

Semana 32 Tiempo Ordinario

 

Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo

 

Rezando voy

 

 

 

 

 

Día: 16-11-2017
 

Santa Margarita de Escocia (L)
 
 

 Jueves XXXII semana del tiempo ordinario

 

Lectura 1

 

Lectura del libro de la Sabiduría 7,22_8,1

La sabiduría es un espíritu inteligente, santo,
único, múltiple, sutil,
móvil, penetrante, inmaculado,
lúcido, invulnerable, bondadoso, agudo,
incoercible, bienhechor, amigo del hombre,
firme, seguro, sereno,
todopoderoso, todo vigilante,
que penetra todos los espíritus inteligentes,
puros, sutilísimos.
La sabiduría es más móvil que cualquier movimiento
y, en virtud de su pureza,
lo atraviesa y lo penetra todo.
Es efluvio del poder divino
y emanación genuina de la gloria del Omnipotente,
por eso nada inmundo se le pega.
Es reflejo de la luz eterna,
espejo nítido de la actividad de Dios
e imagen de su bondad.
Siendo una sola, todo lo puede;
sin cambiar en nada, renueva el universo;
entrando en las almas buenas de cada época,
va haciendo amigos de Dios y profetas;
pues Dios ama sólo a quien convive con la sabiduría.
Es más bella que el sol
y que todas las constelaciones;
comparada a la luz del día, sale ganando,
pues a éste le releva la noche,
mientras que a la sabiduría no le puede el mal.
Alcanza con vigor de extremo a extremo
y gobierna el universo con acierto.

Palabra de Dios

 

Salmo

 

Sal 118, 89. 90. 91. 130. 135. 175

R. Tu palabra, Señor, es eterna.

Tu palabra, Señor, es eterna,
más estable que el cielo.

Tu fidelidad, de generación en generación,
igual que fundaste la tierra y permanece.

Por tu mandamiento subsisten hasta hoy,
porque todo está a tu servicio.

La explicación de tus palabras ilumina,
da inteligencia a los ignorantes.

Haz brillar tu rostro sobre tu siervo,
enséñame tus leyes.

Que mi alma viva para alabarte,
que tus mandamientos me auxilien.

 

Evangelio


Lectura del santo evangelio según san Lucas 17,20-25

En aquel tiempo, a unos fariseos que le preguntaban cuándo iba a llegar el reino de Dios, Jesús les contestó:
- El reino de Dios no vendrá espectacularmente, ni anunciarán que está aquí o está allí; porque mirad, el reino de Dios está dentro de vosotros.
Dijo a sus discípulos:
- Llegará un tiempo en que desearéis vivir un día con el Hijo del Hombre, y no podréis.
Si os dicen que está aquí o está allí, no os vayáis detrás.
Como el fulgor del relámpago brilla de un horizonte a otro, así será el Hijo del Hombre en su día.
Pero antes tiene que padecer mucho y ser reprobado por esta generación.
 

Palabra del Señor

 

 

Reflexión

 

Santa Margarita de Escocia (L)

De origen inglés, nacida en el exilio húngaro, volvió a Inglaterra a la corte del rey Eduardo hasta que hubo de huir de nuevo por la invasión de los normandos. Instalada en Escocia, en 1069 se casó con el rey Malcolm III, apodado «El Sanguinario», de quien consiguió cambiar sus costumbres salvajes. Ejerció un notable influjo tanto cultural como religioso, a la vez que cuidaba y educaba a sus ocho hijos. Murió en 1093, afectada por la muerte en combate de su marido y un hijo, pocos días antes.

 


Jesús establece un criterio de suma importancia: el "reinado de Dios" no va a llegar a este mundo "espectacularmente". La llegada y la presencia del reinado de Dios no se harán presentes mediante hechos y fenómenos claramente reconocibles, sino como una realidad que está "dentro", "en", "entre" los seres humanos, por más que se tratare de hombres que, como era el caso de los fariseos, no parece que fueran seguidores de Jesús.


La mentalidad de Jesús no coincidía —según parece— con la mentalidad que sobre todo últimamente se ha impuesto en la Iglesia. Se trata de la mentalidad que busca la "espectacularidad" como instrumento pastoral y como signo de que la Iglesia sigue viva y está presente en la sociedad secularizada y laica que asusta tanto a los hombres de Iglesia. Como es lógico, conseguir una concentración de muchos miles de personas, que aplauden y ovacionan al Papa, es un logro mediático, una especie de "espectáculo" que deja satisfechos a los organizadores. En estos tiempos en que las iglesias se van quedando cada día más vacías, los seminarios también medio (o casi) vacíos, las parroquias sin párrocos, etc., se comprende la tendencia a compensar tanto vacío con una enorme plaza llena de gente, al menos durante unas horas. Los últimos papas han fomentado este tipo de presencia del catolicismo en el mundo. Y en ellos se invierten cantidades importantes de dinero, mucho tiempo, compromisos con los poderes públicos, etc.


Sin duda alguna, Jesús no pensaba así. Ni el reinado de Dios consiste en que la gente ovacione al Papa. Jesús dice que el reinado de Dios está en la intimidad de cada cual: en su honradez, en su honestidad, en su humildad, en su sentido de la responsabilidad, en su sensibilidad ante el sufrimiento de los que peor lo pasan en la vida. Eso es lo que urge "organizar". Y no las visitas papales o las muchas obediencias que para sí reclaman los obispos. Aunque también es cierto que el Papa actual, el papa Francisco, es el modelo ejemplar del hombre sencillo y cercano a la gente, especialmente a los que más sufren y son los más insignificantes. Este Papa está renovando la mentalidad de la Iglesia y de muchas gentes en el mundo.


Punto de reflexión y plegaria

El Reino de Dios está entre nosotros. En cada cristiano. El Reino no es evaluable en términos humanos. No se puede valorar su presencia por la asistencia a la iglesia ni por la falta de personas comprometidas. El Reino de Dios sufre violencia en los cristianos y no cristianos perseguidos, en los parados y en las personas que sufren opresión.

- Señor, que tú seas lo más importante en mi vida.



 

 

 

Inicio

J. A. Pagola

Homilías

Lecturas del día

El Día del Señor

PPS Eucaristía