Inicio

J. A. Pagola

Homilías

Lecturas del día

El Día del Señor

Diapositivas Eucaristía

Contactos

 

 

V SEMANA TIEMPO ORDINARIO

 

Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo

Rezando voy

 

 

 

 

Día: 14-02-2019
 

Santos Cirilo, monje, y Metodio, obispo, patronos de Europa (F)
 

 SANTOS CIRILO, MONJE, Y METODIO, OBISPO, PATRONOS DE EUROPA

 

Lectura 1

 

Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles 13, 46-49

EN aquellos días, Pablo y Bernabé dijeron a los judíos:
«Teníamos que anunciaros primero a vosotros la palabra de Dios; pero como la rechazáis y no os consideráis dignos de la vida eterna, sabed que nos dedicamos a los gentiles. Así nos lo ha mandado el Señor: “Yo te he puesto como luz de los gentiles, para que lleves la salvación hasta el confín de la tierra”».
Cuando los gentiles oyeron esto, se alegraron y alababan la palabra del Señor; y creyeron los que estaban destinados a la vida eterna.
La palabra del Señor se iba difundiendo por toda la región.

Palabra de Dios

 

Lecturas de la 5ª semana

 

Lectura del libro del Génesis 2, 18-25

EL Señor Dios se dijo:
«No es bueno que el hombre esté solo; voy a hacerle a alguien como él, que le ayude».
Entonces el Señor Dios modeló de la tierra todas las bestias del campo y todos los pájaros del cielo, y se los presentó a Adán, para ver qué nombre les ponía. Y cada ser vivo llevaría el nombre que Adán le pusiera.
Así Adán puso nombre a todos los ganados, a los pájaros del cielo y a las bestias del campo; pero no encontró ninguno como él, que le ayudase.
Entonces el Señor Dios hizo caer un letargo sobre Adán, que se durmió; le sacó una costilla, y le cerró el sitio con carne.
Y el Señor Dios formó, de la costilla que había sacado de Adán, una mujer, y se la presentó a Adán.
Adán dijo:
«Esta sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne! Su nombre será mujer ,, porque ha salido del varón».
Por eso abandonará el varón a su padre y a su madre, se unirá a su mujer y serán los dos una sola carne.
Los dos estaban desnudos, Adán y su mujer, pero no sentían vergüenza uno de otro.

Palabra de Dios.
 

Salmo

 

Sal 116, 1. 2

R/. Id al mundo entero y proclamad el Evangelio.

O bien:

R/. Aleluya.

V/. Alabad al Señor, todas las naciones,
aclamadlo, todos los pueblos. R/.

V/. Firme es su misericordia con nosotros,
su fidelidad dura por siempre. R/.

 

Salmo de la 5º semana

 

Sal 127, 1bc-2. 3. 4-5

R/. Dichosos los que temen al Señor.

V/. Dichoso el que teme al Señor
y sigue sus caminos.
Comerás del fruto de tu trabajo,
serás dichoso, te irá bien. R/.

V/. Tu mujer, como parra fecunda,
en medio de tu casa;
tus hijos, como renuevos de olivo,
alrededor de tu mesa. R/.

V/. Esta es la bendición del hombre
que teme al Señor.
Que el Señor te bendiga desde Sión,
que veas la prosperidad de Jerusalén
todos los días de tu vida. R/.

 

Evangelio


Aclamación antes del Evangelio

Lc 4, 18

El Señor me ha enviado a evangelizar a los pobres,
a proclamar a los cautivos la libertad.

 


Proclamación de la Buena Noticia de Jesús según san Lucas 10, 1-9

EN aquel tiempo, designó el Señor otros setenta y dos, y los mandó delante de él, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares adonde pensaba ir él. Y les decía:
«La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que envíe obreros a su mies.
¡Poneos en camino! Mirad que os envío como corderos en medio de lobos. No llevéis bolsa, ni alforja, ni sandalias; y no saludéis a nadie por el camino.
Cuando entréis en una casa, decid primero: “Paz a esta casa”. Y, si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros.
Quedaos en la misma casa, comiendo y bebiendo de lo que tengan: porque el obrero merece su salario. No andéis cambiando de casa en casa.
Si entráis en una ciudad y os reciben, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya en ella, y decidles: “El reino de Dios ha llegado a vosotros”».

Palabra del Señor

 

Evangelio 5º semana

 

Proclamación de la Buena Noticia de Jesús según san Marcos 7, 24-30

EN aquel tiempo, Jesús fue a la región de Tiro.
Entró en una casa procurando pasar desapercibido, pero no logró ocultarse.
Una mujer que tenía una hija poseída por un espíritu impuro se enteró enseguida, fue a buscarlo y se le echó a los pies.
La mujer era pagana, una fenicia de Siria, y le rogaba que echase el demonio de su hija.
Él le dijo:
«Deja que se sacien primero los hijos. No está bien tomar el pan de los hijos y echárselo a los perritos».
Pero ella replicó:
«Señor, pero también los perros, debajo de la mesa, comen las migajas que tiran los niños».
Él le contestó:
«Anda, vete, que por eso que has dicho, el demonio ha salido de tu hija».
Al llegar a su casa, se encontró a la niña echada en la cama; el demonio se había marchado.

Palabra del Señor.

 

Reflexión

 

Santos Cirilo, monje, y Metodio, obispo, patronos de Europa (F)

Estos dos hermanos, juntamente con san Benito, son cop-atronos de Europa (1980). Eran de Tesalónica y se trasladaron a Momia en el 863, ya que conocían la lengua eslava. Allí evangelizaron el país, traduciendo la Biblia a esta lengua y creando el alfabeto eslavo (llamado también cirílico). Hicieron una gran tarea de inculturación de la fe cristiana en esas tierras, a pesar de las incomprensiones y persecuciones que encontraron.

 

Punto de reflexión y plegaria

Ponerse en camino y predicar no es en modo alguno ir sermoneando o dando lecciones a todo el que se nos ponga delante. Ser presencia de Dios y hablar de él tiene más de acogida y de escucha que de palabreo. Que allí donde estemos sepamos compartir y ayudar. Dar testimonio de Jesús debe ir acompañado de la vida. La palabras no convencen. Convencen las obras.

- Señor, que a ejemplo de los Santos Cirilo y Metodio construyamos una sociedad más: humana.

 


A primera vista, este relato resulta desconcertante. Porque la primera impresión que produce es que Jesús, no solo rechaza, sino que hasta insulta a una pobre mujer, por la sencilla razón de que era una extranjera. Pero hay que leer el relato hasta el final. Y así se comprende que lo determinante, para Jesús, no era la nacionalidad o las creencias religiosas. Lo decisivo, para Jesús, es la bondad, la humildad, el buen corazón. Justamente, lo que demostró tener aquella buena madre.


La diversidad y la diferencia de nacionalidad y de religión son fuente y motivo, no solo de separación y alejamiento, sino incluso de odio y violencia. Es el "desprecio" que se pone de manifiesto en la primera reacción que manifiesta esta narración. Es el rechazo que a todos nos producen los inmigrantes, los refugiados o todo lo que sean gentes extrañas, que se nos hacen difíciles de aceptar. Pero lo admirable, que aparece en este relato, es que quien realmente cambió fue Jesús que pasó del desprecio al elogio, del rechazo a la acogida, de la enfermedad a la curación. Este fue el cambio radical que, si nos atenemos a la narración, se produjo en el mismo Jesús.


Las últimas palabras, que Jesús le dijo a la mujer pagana, a aquella buena madre, nos demuestran que la bondad y la humildad, en definitiva, el amor de la madre a aquella hija, puede con el demonio, vence a Satanás. O sea, el mal solo se vence con bondad, con humildad, con cariño. En esto consiste la gran lección que nos proporciona este evangelio de Marcos. La bondad desarma al peor de todos los enemigos, por más fuerte que sea.
 



Los judíos solían llamar perros a los paganos. Era una manera despectiva de dirigirse a ellos. La mujer del relato del evangelio tiene todas las de perder: es mujer, poco valorada en la cultura judía, es pagana de la región de Tiro al norte de Palestina, tiene una hija (niña y mujer doblemente marginada) poseída por el maligno. Es decir, perfectamente repudiable para la mentalidad religiosa judía.

Solo así se puede entender la expresión de Jesús que contrasta con su gesto siempre compasivo y misericordioso de otros pasajes de los evangelios. Tal vez el redactor sagrado quiere resaltar la profunda fe de la mujer en la persona de Jesús que es capaz de desafiar todos los prejuicios religiosos y culturales de la época para buscar liberación en Jesús. Es lo que Él resalta. La confianza, persistencia y honda adhesión de la mujer en contraste con el encerramiento del mundo judío al mensaje de Jesús. ¿Cómo se ayuda en tu comunidad a defender los derechos de las mujeres y los niños?


TEMA: La dignidad de la mujer. ¿Cómo las valoro yo? ¿Las respeto, las utilizo, las ninguneo?


INTRODUCCIÓN

Nos encontramos hoy con otra de las grandes enseñanzas de Dios ofrecidas al pueblo primitivo a través de una curiosa historieta: el nacimiento de Eva a partir de una costilla de Adán. Es de notar que esta aparición de la mujer es diferente a la que ya hemos visto anteriormente. Se debe a dos códices distintos que sirvieron de base a la actual redacción del Génesis.


TEXTO Gen. 2, 18-25

EVANGELIO Mc. 7, 24-30


HOMILÍA

Lo que quiere enseñarnos Dios es que el hombre y la mujer son iguales en dignidad y para ello emplea esa curiosa historieta de la costilla.

Era necesario, y parece que por desgracia sigue siéndolo, insistir en que la mujer está en el mismo plano que el hombre. La mujer no es juguete del varón ni esclava, ni subordinada. NO. Dios creo en el mismo plano a ambos.

Es curioso que siendo esto tan claro no solamente la humanidad sino la misma Iglesia haya tardado tanto tiempo en darse cuenta de ello, si es que se la ha dado.

La circunstancia de su mayor fortaleza física - accidental, porque hoy las mujeres realizan los mismos esfuerzos físicos que el hombre - hizo que este se dedicase a la caza, a la tala de árboles, etc. etc. lo cual le dio una cierta superioridad física. También el que la mujer se quedaba en casa cuidando a los niños y el hogar mientras que los varones salían fuera a negociar o a pelearse favoreció que las decisiones las tomara el varón.

Hoy no hay ninguna razón para que la mujer no sea valorada exactamente igual que el hombre. Así se hace constar en la Solemne Declaración de los Derechos Humanos del 48.

Es de justicia subrayar que las mujeres siempre han sido un firme puntal en la Iglesia y lo siguen siendo.

Jesús se sintió acompañado y atendido por buenas mujeres. Curiosamente la primera aparición narrada en los Evangelios es a una mujer: María Magdalena.

El Papa Francisco ha dado ejemplo incorporando mujeres a la Comisión Teológica Internacional, a las comisiones que investigaron las finanzas vaticanas y a la nueva Comisión Pontificia de Protección de Menores. Pero su discurso iba mucho más allá de las estructuras católicas pues urgió a «estudiar criterios y modalidades nuevas para que las mujeres no se sientan invitadas sino participantes a título pleno en los distintos ámbitos de la vida social y eclesial. Este desafío no se puede retrasar más».

ORACIÓN-COMPROMISO

Para que valore a la mujer en toda su dignidad de persona y la respete como se merece. Roguemos.

Para que las mujeres seamos conscientes de esa dignidad y sepamos ofrecernos como personas y no como “cosas apetitosas”. Roguemos.

Para que todos nos esforcemos en vivir la diferenciación sexual en convivencia pacífica y enriquecedora. Roguemos.

 

Inicio

J. A. Pagola

Homilías

Lecturas del día

El Día del Señor

PPS Eucaristía