Inicio

J. A. Pagola

Homilías

Lecturas del día

El Día del Señor

Diapositivas Eucaristía

Contactos

 

 

 

Grupo de liturgia

Desdichado el que por tal se tiene.

 

PARA LA SEMANA

 


 

Señor del tiempo y los milenios,

Tú posees la paz y nos la brindas;

derrámala abundante sobre todos,

inunda con la paz toda la tierra.


Tu paz, Señor, tu paz, que no la nuestra;

la paz que anida en la naturaleza,

la paz de los espacios infinitos,

la paz del corazón y la armonía.

No queremos la paz del satisfecho,

ni la del autosuficiente y ambicioso,

ni de la indiferencia y egoísmo,

ni la del pendenciero o el violento.

Danos tu paz, Señor,

y que ella sea maestra de la nuestra,

paz en el amor, en la justicia,

paz de todos, con todos, y ¡contigo!

 


 

 

CONTRAPORTADA

Anteriores

 

 

Hacer felices a muchos otros:

no hay nada mejor ni más bello.
 

 

Debemos leer, meditar sobre el Evangelio, discutirlo en grupo, sacarle todo su «jugo» al vino para compenetramos con toda su fuerza, su hondura, su capacidad de regenerara la sociedad y a las personas que beben, o que han probado, otros vinos.

Un vino que alegra de verdad a la gente, que la pone contenta y le devuelve las ganas de vivir. No ese vinagre añejo y caducado que frecuentemente hacemos pasar por cristianismo, sino un vino que se puede llevar a todas las fiestas con la seguridad de acertar.
 

-------------------------------------


 

 

 

Inicio

J. A. Pagola

Homilías

Lecturas del día

El Día del Señor

PPS Eucaristía