Inicio

J. A. Pagola

Homilías

Lecturas del día

El Día del Señor

Diapositivas Eucaristía

Contactos

 

 

 

Lecturas del díaOración de acción de graciasJosé Antonio PagolaGustavo Gutierrez
Diapositivas para la EucaristíaDos viudasPedro Mari ZalbideJean-Pierre Bagot
Rezar con el salmoCompasiónAbad de la Ttrapa José Luís Sicre
Explicación de las lecturasAmorCasiano Floristán Plegaria

 

 

 

Domingo 32 del Tiempo Ordinario

Misa Pr. Gl. Cr. Pf  dominical

  11 de Noviembre de 2018

 

 

CANTOS PARA LA CELEBRACION

Entrada: Reunidos en el nombre del Señor.

 

Salmo:

 

Aleluya:

 

Ofertorio: Llevemos al Señor

 

Santo:

 

Comunión: El pan que compartimos;  Te conocimos al partir el pan.

 

Final: Por tantas cosas que nos has dado

 

 


Domingo XXXII del tiempo ordinario

Hay gente que se angustia porque querrían resolver los grandes problemas mundiales y, evidentemente, se ven incapaces. Ante cualquier iniciativa, llegan enseguida a la conclusión de que no servirá de nada. Poniendo como modelo a la viuda pobre, Jesús nos dice que lo que cuenta a los ojos de Dios no es tanto la eficacia exterior de nuestros actos como el grado de compromiso y de entrega de nosotros mismos.

Dijo Jesús en otra ocasión que siempre habrá pobres entre nosotros. Él nos ha encargado que luchemos contra el sufrimiento y las injusticias del mundo, pero la victoria definitiva no está en nuestras manos. Él mismo es quien la ha asegurado con su entrega total, y por esto tiene derecho a esperar de nosotros una entrega parecida.

En cambio, tenemos que huir de los que hacen de la religión no un camino de entrega sino un modus vivendi, la manera de conseguir un cierto estatus y prestigio. La Iglesia (y todas las entidades que reciben donativos desinteresados) tiene un deber gravísimo de transparencia en su gestión económica.

 

Procesión y canto de entrada

 

Saludo

Siempre que nos reunimos los cristianos lo hacemos, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Que la gracia y la paz del Señor estén con todos vosotros.

 

 

MONICION DE entrada.

Bienvenidos a celebrar el Día del Señor.

Hoy recordamos que formamos parte de la Iglesia Diocesana de Bizkaia, en la que vivimos y celebramos nuestra fe. Somos parte de ella, para dar y recibir.

En unión con el Gesto Diocesano y la Jornada Mundial de los Pobres del próximo domingo, este año se nos dice “Grita por la justicia”. ¿Qué expresa el grito del pobre si no es su sufrimiento y soledad, su desilusión y desesperanza?

Las cadenas de la pobreza se rompen gracias a nuestro compromiso de solidaridad con los necesitados.

 

O esta otra

 

En el relato del Evangelio de hoy, vamos a ver a un Jesús conmovido ante lo que observa. Llama rápidamente a sus discípulos porque no quería que olvidasen el gesto de aquella mujer, pues, aunque está pasando necesidad, "ha echado, en el arca de las ofrendas, todo lo que tenía para vivir".

También hoy, tantas mujeres y hombres de fe sencilla y corazón generoso son lo mejor que tenemos en la Iglesia. No escriben libros ni pronuncian sermones, pero son quienes mantienen vivo entre nosotros el Evangelio de Jesús.

Sed todos bienvenidos a celebrar la Eucaristía, en ella aprendemos a compartir nuestra fe, nuestra esperanza, nuestros bienes y nuestra vida.

 

ACTO PENITENCIAL. En un momento de silencio, pedimos perdón, a Dios y a quienes no damos lo que necesitan para vivir dignamente.

- Tú, que quieres vernos vivir en una comunidad, en la que todos seamos iguales. Erruki, Jauna.

- Tú, que sufres por quienes viven aprovechándose de las personas débiles. Kristo, erruki.

- Tú, que nos pones de ejemplo a las gentes sencillas porque son quienes pueden enseñarnos a vivir el Evangelio. Erruki, Jauna.

El Señor que ama a los justos, tenga misericordia de nosotros, y nos lleve a la vida eterna. Amén.

 

gloria. Proclamemos la gloria de Dios rezando todos unidos: Gloria a Dios...

 

ORACIÓN Colecta. Oremos. Dios del amor y de la misericordia; míranos reunidos en una misma fe y ayúdanos a vivir atentos a los sufrimientos de los más débiles, para que a imitación de Jesús, hagamos un mundo más humano. Él que vive y reina...

 

O esta otra

 

ORACIÓN Colecta. Oremos. Padre bueno que siempre nos escuchas y acompañas con amor. Este domingo nos reunimos cada uno con nuestros pesares, ilusiones y debilidades. Somos tus hijos que confiamos en ti, aunque no con toda la sinceridad con la que deberíamos. Entre nosotros tú sabes que algunos caminan con una pesada cruz a cuestas. Acógenos a todos con ternura y tu gran misericordia. Te lo pedimos por JNS.

 

 

MONICIÓN A LAS TRES LECTURAS

La primera lectura nos relata la época de hambre en la que el pueblo de Israel se encuentra. No llueve, y las cosechas son escasas. En esta situación dolorosa tiene lugar esa historia de generosidad que vamos a escuchar ahora.

Esta lectura nos ayudará a entender mejor el relato del Evangelio.

 

Primera lectura

Escuchemos un ejemplo de perfecta y total confianza en Dios.

 

Segunda lectura

Escuchemos cómo por el ofrecimiento de Jesús a la voluntad de Dios tanto en su vida como en su muerte, nosotros y todos los hombres hemos recibido una salvación. 

 

Evangelio

Veamos otro ejemplo de plena confianza en Dios que Jesús alaba.

 

CREDO. Proclamemos unidos nuestra fe rezando el credo.

 

Oración universal. Oremos con toda confianza a Dios, nuestro Padre.

1.- Por la Iglesia, que está llamada a ser comunidad de amor. Roguemos al Señor.

2.- Por los huérfanos, las viudas, los que viven solos. Roguemos al Señor.

3.- Por los que sufren hambre, los parados, los que no perciben el salario justo. Roguemos al Señor.

4.- Por los que gobiernan trabajando por la paz, la justicia y el bien social. Roguemos al Señor

5.- Por quienes manifiestan su amor al prójimo compartiendo lo que tienen para vivir, como la viuda del Evangelio. Roguemos al Señor.

Te lo pedimos, Padre, por JNS.


Oración universal. Presentamos a Dios Padre, nuestras necesidades e inquietudes.


1.- Por la Iglesia, para que enseñe a los creyentes y no creyentes, con la palabra y sobre todo con gestos, la generosidad que nos pide el Evangelio. Roguemos al Señor.

2. Para que pongamos en práctica la lección de la viuda del Evangelio, dando lo poco o mucho que tenemos a quienes viven con problemas económicos y discriminados por la sociedad. Roguemos al Señor.

3.- Para que sepamos dar a quienes conviven con nosotros, el tiempo, el cariño y la atención que necesitan. Roguemos al Señor.

4. Para que las víctimas del terrorismo y de la violencia política, encuentren en nuestra comunidad cristiana reconocimiento por el sufrimiento injusto padecido. Roguemos al Señor

Te lo pedimos, Padre, por JNS.

 

 O estas otras

 

ORACIÓN DE LOS FIELES. Acudamos confiados en el poder y la bondad de Dios para presentarle las necesidades de todas las personas.

Respondamos. Te lo pedimos, Señor.

-Para que los ricos sean más generosos y compartan sus bienes con los pobres. Oremos.

-Para que los enfermos sean bien atendidos y acompañados. Oremos.

- Para que los presos liberados puedan integrarse en la sociedad. Oremos.

- Para que los niños crezcan con salud, tengan escuelas y no les falte el cariño de sus padres. Oremos.

- Para que los refugiados sean acogidos y ellos sepan integrarse en la nueva sociedad. Oremos.

- Para que las riquezas de la tierra no sean expoliadas por los países más ricos. Oremos.

- Para que los trabajadores del campo tengan el agua y el buen tiempo que necesitan. Oremos.

- Para que cesen las guerras y el odio que las provocan. Oremos.

- Para que los cristianos sigamos el ejemplo del Papa Francisco

Padre, tú conoces mejor que nadie las grandes necesidades de tus hijos. Escucha nuestras plegarias con el deseo de unirnos contigo para que la paz, la justicia y el amor crezcan en el mundo según tu voluntad. Por Jesucristo nuestro Señor.

 

ORACIÓN DE LOS FIELES. Presentamos a Dios Padre, nuestras necesidades e inquietudes.

1.- Para que la Iglesia sepa presentar el mensaje cristiano atrayente para todos. Roguemos al Señor.

2.- Para que en estos tiempos de una economía incierta, la generosidad es más necesaria que nunca, nos pongamos al servicio de los más afectados, dando lo poco o mucho que podamos tener y que lo hagamos sin ostentación ni vanagloria. Roguemos al Señor.

3.- Para que el Señor cure nuestra fiebre de poseer. Que valoremos a las personas por lo que son y no por lo que tienen y demos cosas, sin olvidar darnos nosotros mismos. Roguemos al Señor.

4.- Para que la esperanza de un cielo nuevo y una tierra nueva nos haga renunciar a nuestras actitudes capitalistas. Roguemos al Señor.

5.- Por todos aquellos que han apostado por una nueva sociedad más justa y compartida, para que sigan esperando y luchando por ella. Roguemos al Señor.

Escucha, Padre, la oración de tus hijos y atiéndelos en sus necesidades. Por Cristo nuestro Señor.

 

ANTES DE LA COLECTA. La colecta de este domingo se destina para el sostenimiento de nuestra Iglesia Diocesana. Gracias por colaborar con generosidad.
 


 

ORACION SOBRE LAS OFRENDAS

Dios Padre fiel y lleno de ternura, agradecidos te ofrecemos los dones que has puesto en nuestras manos. Ayúdanos, Señor, a no aferrarnos egoístamente a los bienes que Tú nos das. Fortalécenos con tu Espíritu para ser signo de tu amor incondicional y abundante hacia todos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

   PREFACIO

El Señor esté con vosotros...

Levantemos el corazón...

Demos gracias al Señor, nuestro Dios...

Gracias, Padre, por tu sabiduría y tu amor con los que acompañas

y diriges la historia de esta pobre humanidad.

No entendemos muchas veces nuestros misteriosos caminos,

trazados con una mezcla de bien y de mal en un grado sublime y misterioso.

Tú nos enviaste a Jesús para darnos a conocer

cómo entiendes nuestra realidad, la acompañas,

la personas y la salvas por medio de él.

Los que con su ayuda nos muestran tus planes de salvación universal

para todos las personas de todos los tiempos,

nos sirven de orientación y esperanza

en medio de tanta confusión, debilidad y pecado.

Vemos que nuestra historia está hecha de pecados y de salvación,

de trabajo y de frutos abundantes.

Cuando escuchamos tu palabra y celebramos la fe,

nuestros ojos se iluminan y acabamos reconociendo tu presencia

a nuestro lado, cercana y amorosa.

Por todo ello de damos gracias

y te alabamos con las personas de buena voluntad

y con todos los bienaventurados del cielo.

Santo, Santo, Santo

 

En el silencio de la Comunión

Gracias, Señor, por tanta gente que prepara bocadillos sabiendo que no van a solucionar la vida de la gente sin techo.

Gracias por los que van a visitar a aquella anciana y mitigan su soledad, sabiendo que les quedan tantos problemas por resolver: la salud, la economía, la falta de ascensor…

Gracias por tantos pequeños héroes anónimos que hacen todo lo que pueden y, lo que no pueden, lo dejan en tus manos.

Dame la capacidad de entrega de la viuda pobre.

Que aprenda a no hacer el bien esperando ser reconocido y aplaudido, que acepte pasar desapercibido y que la gente no me entienda, porque sé que el pequeño bien que puedo hacer se multiplica cuando llega a tus manos.

 

AVISO: El próximo domingo celebraremos la Jornada Mundial de los Pobres a la que se unirá el Gesto Diocesano de Solidaridad.

 

POSCOMUNIÓN. OREMOS. Señor, al darte gracias por esta Eucaristía, te pedimos nos ayudes a tener compasión con el sufrimiento ajeno y a usar nuestros bienes con corazón desprendido y libre. Por JNS.

O

POSCOMUNIÓN. OREMOS. Te damos gracias, Señor, por esta Eucaristía celebrada en tu presencia. Que con su fuerza, seamos personas con la generosidad de aquella viuda que Tú admiraste y alabaste en el templo. Por el mismo JNS.

 

BENDICIÓN FINAL

 

DESPEDIDA

El reto para esta semana es que no nos comportemos como los letrados, compartir incluso lo que necesitamos.

 

 

ORACIÓN DE ACCIÓN DE GRACIAS

 

 

Gracias, Señor, por tanta gente
que prepara bocadillos
sabiendo que no van a solucionar la vida
de la gente sin techo.

Gracias por los que van a visitar
a aquella anciana
y mitigan un poco su soledad,
sabiendo que les quedan tantos problemas
por resolver: la salud, la economía,
la falta de ascensor.

Gracias por tantos pequeños
héroes anónimos que hacen todo
lo que pueden y, lo que no pueden,
lo dejan en tus manos.

Dame la capacidad de entrega
de la viuda pobre.

Que aprenda a no hacer el bien
esperando ser reconocido y aplaudido,
que acepte pasar desapercibido
y que la gente no me entienda,
porque sé que el pequeño bien que puedo hacer
se multiplica cuando llega a tus manos.

 

 

 

 

Inicio

J. A. Pagola

Homilías

Lecturas del día

El Día del Señor

PPS Eucaristía