Inicio

J. A. Pagola

Contactos de la Parroquia Por el abandono a la paz El Día del Señor ¿Quién es Jesús?  

 

 

 

Lecturas del día

Oración de acción de graciasJosé Antonio PagolaJavier Garrido
Orar con el Salmo 118La Ley de MoisésPedro Mari ZalbideJosé Luís Sicre
LeyAbad de la TrapaJosetxu CanibePatxi Loidi
Comprender la LeyGustavo GutierrezJosé Mª CastilloCasiano Floristán

 

 

 

VI DOMINGO TIEMPO ORDINARIO / A

16 de Febrero de 2020

Misa pr. Gl. Cr. Pf dominical

 

 

CANTOS PARA LA CELEBRACION

 

Entrada Cristo nos da la libertad; Caminare en presencia; Cristo es el camino, la verdad y la vida.

Salmo Responsorial: Tu palabra me da vida.

Aleluya: Canta aleluya al Señor.

Ofrendas: Quiero estar, Señor, en tu presencia; Cuando un niño con hambre.

Santo:

Comunión: Un mandamiento nuevo; El Señor nos ha reunido junto a El; Comiendo del mismo pan.

Final: Hoy, Señor, te damos gracias.

Hoy, Señor, te damos gracias,
por la vida, la tierra y el sol.
Hoy, Señor, queremos cantar
las grandezas de tu amor.

1. Gracias, Padre, mi vida es tu vida,
tus manos amasan mi barro,
mi alma es tu aliento divino,
tu sonrisa en mis ojos está.

2. Gracias, Padre, Tú guías mis pasos,
Tú eres la luz y el camino,
conduces a ti mi destino
como llevas los ríos al mar.

3. Gracias, Padre, me hiciste a tu imagen,
y quieres que siga tu ejemplo
brindando mi amor al hermano,
construyendo un mundo de paz.

 

 

 

PORTICO

A primera vista parece contradictorio que Jesús diga que no ha venido a tocar la ley, y a continuación la modifique constantemente "pero yo os digo". Y es que acatar y cumplir una ley no es aceptarla ciegamente sino cumplirla con un sólido espíritu critico y con un gran sentido de la libertad y responsabilidad humana.

La Eucaristía es la expresión perfecta de la verdadera ley cristiana: el amor. Por eso no caben en ella posturas externas que no responden a la vivencia interior de la caridad.

Celebrar «la cena fraterna» es liberarnos de todos los legalismos asfixiantes que impiden el descubrimiento auténtico del Evangelio.

 



MONICION DE ENTRADA. Bienvenidos a la parroquia para celebrar la Eucaristía. El Señor nos ha invitado a sentarnos alrededor de su mesa, todos juntos, para escuchar su mensaje y para alimentarnos de su Cuerpo hecho Pan. Es la fuerza para ir dando pasos por el camino que nos lleva a la meta, el encuentro pleno y definitivo con él.

Recibimos al Sacerdote, cantando.

 

 

SALUDO

En el nombre del Padre...

La gracia de nuestro Señor Jesucristo, el amor del Padre y la comunión del Espíritu Santo, estén con todos vosotros.

 

Acto Penitencial: ¿Puede alguien decir que nunca se ha enfadado con su hermano, que no ha mirado a una persona con mal deseo, o que siempre y a todos dice la verdad?

Por las ocasiones en que obramos así, pedimos perdón.

- Porque a veces nos hemos enfadado con nuestros hermanos, Señor, ten piedad.

- Porque a veces miramos con mal deseo a otras personas, Cristo, ten piedad.

- Porque no siempre hemos dicho la verdad. Señor, ten piedad.

Que Dios nuestro Padre perdone nuestros pecados y nos guíe hasta la vida eterna.
 

 

 

O

Comenzamos la Eucaristía. Dios, el Padre de todos nosotros, nos invita a entrar en su casa, que es la nuestra, sin pedir nada a cambio. No nos pide certificado de buena conducta ni condiciones de comportamiento. Somos sus hijos. Cada uno con nuestra forma de ser, como en cada familia. Pero a todos nos invita a venir y a sentir su cariño y su alegría.
 

 Acto Penitencial. Estando en familia, siendo Tú, Dios bueno, el Padre de todas las personas, te decimos lo que descubrimos en nuestro interior sabiendo que ya lo sabes y que nos quieres igualmente como los padres buenos quieren a sus hijos y los aceptan como son.

-Tú, Padre, que nos das vida en cada momento con tu relación cariñosa y comprensiva. Señor, ten piedad.

-Tú, Jesús, Hijo de Dios y Hermano nuestro, que has vivido nuestra vida y sabes bien lo débiles y frágiles que somos. Cristo, ten piedad.

-Tú, Espíritu de perdón, compañero de camino, soplo de alegría, Alimento que nos renuevas y nos unes con lazos de fraternidad. Señor, ten piedad.

Que el perdón de Dios lo vivamos profundamente como una experiencia de liberación, motivo de agradecimiento, sentido de alegría e invitación a perdonar, también, nosotros.

 

GLORIA. Proclamemos la grandeza de Dios rezando el Gloria.

 

ORACIÓN COLECTA. OREMOS. Señor, a ti que te agrada habitar en los rectos y sencillos de corazón, concédenos vivir de tal manera que merezcamos tenerte siempre con nosotros. Por NSJC, tu Hijo...
 

 

ORACIÓN COLECTA. OREMOS.  Tú que estás a nuestro lado, mira nuestra condición imperfecta, concédenos descubrir los signos de tu voluntad entre nosotros y cambia nuestra forma de ser para ajustarla a lo que deseas de nosotros. PJNS.
 

 

Monición a las lecturas

Las lecturas de hoy, nos ayudan a saber cuáles deben ser nuestros criterios ante la vida, y cómo debemos actuar respecto a los demás. Escuchemos atentos.



Primera lectura.

Sólo desde la libertad es posible entender las invitaciones que Dios nos hace con indicaciones concretas sobre comportamientos que procuran el bien a los demás. No son mandamientos jurídicos que no dan opción. Son ofertas y orientaciones para que nos animemos a ser más humanos y hacer un mundo más humano. Esa es la Ley moral.

 

Segunda lectura.

En los códigos morales y en la gran biblioteca que es la Biblia, se recoge la experiencia de la humanidad en forma de pequeñas píldoras lingüísticas que son frases sencillas y cortas que encierran mucha sabiduría humana. Es la Palabra de Dios hecha experiencia histórica. No habla de cosas raras y ajenas. Habla de nuestra vida en su vertiente más humanística y contrastada con la realidad de muchos siglos. Dios habla como las personas mayores. Parece que se van del mundo, pero están muy empapados de él. Saben lo que dicen.

Evangelio.

Jesús y los primeros cristianos tuvieron que vivir los prejuicios religiosos con que nosotros, también, nos encontramos. El mayor obstáculo para entender a Dios es la Ley, cosa paradójica cuando la función que tenía era hacer de transmisora de lo que Dios quiere. Pero, a veces, la Ley es transmisora de lo que quiere el poderoso, no de lo que necesita el débil y pobre. Hay que tener cuidado. Una comprensión nos esclaviza. Otra nos hace más libres y humanos.
 

CREDO. Proclamemos nuestra fe.
 

 

Oración universal: Somos personas débiles, por eso necesitamos la ayuda del Señor. En este momento, le presentamos nuestras necesidades hechas oración. Respondemos: ESCÚCHANOS, PADRE.

1.-
Para que entre nosotros fomentemos la amabilidad, la acogida, la comprensión y el respeto. Oremos. ESCÚCHANOS, PADRE.

2.-
Para que en la sociedad actual y en los medios de comunicación se eliminen, el lenguaje agresivo, los insultos, las difamaciones y las noticias falsas. Oremos. ESCÚCHANOS, PADRE.

3.-
Por quienes se sienten marginados de la sociedad, para que nunca les falte la ayuda de quienes trabajan por su inclusión. Oremos. ESCÚCHANOS, PADRE.

4.-
Por quienes elaboran las leyes, para que legislen siempre lo que es justo e interesa al bien común. Oremos. ESCÚCHANOS, PADRE.

Señor, todo esto te lo pedimos por medio de JNS.

 

O estas otras

 

ORACIÓN DE LOS FIELES. Te presentamos las necesidades de nuestro mundo para que, al decirlas y escucharlas, veamos reflejado el mundo, entendamos que ahí nos llamas y que en ellas debemos responderte.

-Por los creyentes y practicantes que podemos entender que nuestra relación contigo se hace cumpliendo normas. Para que entendamos que se realiza en la vida. Roguemos al Señor.

-Por los necesitados, pobres, enfermos y débiles del mundo, para que veamos en ellos la Ley de Dios viva que nos pide ayuda y compromiso. Roguemos al Señor.

-Por los jóvenes que se encuentran desorientados y sin horizonte ni sentido claro de la vida, para que entiendan que la Ley de Dios es un conjunto de marcas para orientar nuestros pasos hacia la meta de nuestro horizonte personal y humano. Roguemos al Señor.

-Por nuestra Iglesia, tan necesitada de todo y tan soberbia a veces, para que se una al grupo de los necesitados de comprensión, de ayuda y de colaboración y sea un signo vivo de Dios y de la esperanza. Roguemos al Señor.

-Por los responsables de tomar medidas que cambien las condiciones ambientales de nuestro planeta, para que lo cuidemos y lo pasemos a las generaciones nuevas en condiciones mejores. Roguemos al Señor.

Escucha, pues, Padre bueno, nuestras peticiones. Haz que las pongamos en nuestro corazón para echarte una mano y ayudarte en la tarea de hacer un mundo mejor. Por Jesucristo Nuestro Señor.


 

ORACION SOBRE LAS OFRENDAS.

Este pan y vino simbolizan nuestra vida, en ellos van nuestros esfuerzos y fatigas, nuestras urgencias y aspiraciones de un mundo mejor. Haz que al presentártelas, nuestra vida experimente la libertad que tú concedes.
 

 

Acción de gracias

Elevamos, Padre, esta plegaria

para expresarte nuestro agradecimiento más sincero

por cuanto has hecho por todos nosotros.

En justa correspondencia

te dirigimos estas preces de alabanza

y nos unimos a todas las personas de buena voluntad

para colaborar con ellas

en la construcción de un mundo más justo y en paz.

Sabemos que esa será tu mayor gloria.

Con todo cariño,

te alabamos, te adoramos, te damos gracias

y bendecimos tu nombre, Dios y Padre de misericordia.

Sólo Tú eres santo,

sólo Tú te mereces el nombre de Padre,

Escucha este himno que recitamos en tu honor.

Santo, Santo, Santo
 


     

POSCOMUNION. OREMOS. Te damos gracias, Señor, por esta Eucaristía que hemos celebrado en tu presencia. Que su fuerza, nos haga ser más solidarios con quienes necesitan una mano extendida, un oído atento, una palabra de ánimo… buscando siempre el bien de quienes nos rodean. Te lo pedimos por JNS.

 

O

POSCOMUNION. OREMOS. Acudir a esta celebración es traer nuestra experiencia de cansancio y rutina, ponerla en la mesa de nuestras preocupaciones y sentir la liberación del peso que significa, tantas veces, la vida. No eres un Dios que añada más carga a la que cada uno trae. Más bien nos ayudas a aligerarla y a llevarla con alegría y esperanza. Gracias, Dios bueno. Haz que nosotros hagamos lo mismo con tantas personas a quienes la vida les pesa enormemente. Por JSCNS.

 

 

ORACION DE ACCION DE GRACIAS

 

Gracias, Señor, por compartir
con nosotros tu sabiduría.
Queremos seguir tus caminos,
observar tus preceptos,
guardar tus mandamientos,
cumplir tus órdenes.

Pero no lo queremos hacer
por servilismo,
ni para vanagloriamos.

Lo queremos movidos por el amor,
convencidos de que nos amas
y quieres lo mejor para nosotros;
confiados en que nos muestras
el camino de la auténtica felicidad.

Pero también queremos obedecerte,
porque te queremos.

Queremos lo que Tú quieres,
deseamos lo que Tú deseas

Gracias por habernos
mostrado tu sabiduría,
que no es como la que
nos enseña nuestra sociedad.

Es una sabiduría escondida,
que ningún ojo vio jamás
ni ningún corazón ha soñado,
pero que TU tienes preparada
para los que te aman.

Y tu Espíritu nos la ha revelado por amor.

Danos una fe suficientemente
madura para entenderla
y para valorarla.

Ábrenos los ojos para disfrutar
de la belleza de tu Palabra.

 

 

BENDICION FINAL

 

Despedida

No hemos cumplido con una ley, hemos disfrutado en una celebración en la que cultivamos las actitudes de confianza y esperanza que hacen posible el amor y la alegría en nuestra vida. Que seamos portadores de paz y de esperanza a tantos compañeros de nuestro mundo que no la tienen.

Podéis ir en paz

 

 

Inicio

J. A. Pagola

Contactos de la Parroquia Perdón, Amor El Día del Señor ¿Quién es Jesús?