Inicio

J. A. Pagola

Homilías

Lecturas del día

El Día del Señor

Diapositivas Eucaristía

 

 

 

L A  V O Z  D E L  E V A N G E L I O

 

Te habla José Antonio Pagola.

 

 

DOMINGO 25 TIEMPO ORDINARIO


A veces le damos mucha importancia a ver si uno cree o no cree en Dios. Pero lo más importante es saber en quién Dios creemos cada uno. No es lo mismo creer en un Dios bueno con todos o creer en un Dios justiciero y amenazador.

Si tú crees en el Dios revelado por Jesús, un Dios que es bueno con todos, lo merezcan o no, habrás encontrado para siempre el estímulo, la fuerza más grande para vivir.

Si por el contrario le sientes a Dios como a alguien peligroso y amenazador con el que tienes que andar siempre con cuidado, tú fe se puede convertir en una tortura terrible.

Déjale a Dios ser Dios. Déjale que sea más grande, más comprensivo y más humano que lo que somos nosotros.

No pienses que Dios es tan raquítico y tan pequeño como nosotros que sólo sabemos amar y perdonar a quién nos ama o nos trata bien.

El próximo domingo vamos a escuchar la parábola del señor de una viña. Se nos dice que éste señor da a todos sus obreros un denario, aunque no todos se lo merecen. ¿Por qué actúa así? Porque su corazón es grande, así es Dios, a nadie le hace injusticia, pero te ama y te salva incluso aunque no te lo merezcas.

Deja ahora la TV, el ordenador, el móvil... y dale gracias a Dios porque te quiere a ti, porque te quiere no porque tú eres bueno, sino porque es bueno Él.

 

 

Inicio

J. A. Pagola

Homilías

Lecturas del día

El Día del Señor

PowerPoint Eucaristía