Inicio

J. A. Pagola

Homilías

Lecturas del día

El Día del Señor

Diapositivas Eucaristía

 

 

 

Francisco:

"Le pido al Buen Dios que me lleve cuando los cambios sean irreversibles"
 

 


Adolfo Nicolás S. J. desvela las conversaciones mantenidas con el Papa en los últimos cuatro años

"Me critican porque no hablo suficientemente como Pontífice, y porque no actúo como un Rey", confiesa.

Nicolás afirma que siempre ha tenido la impresión de encontrarse ante "un hombre cercano, sincero, para quien el Evangelio, y no la norma, era la última palabra"

"Le pido al Buen Dios que me lleve cuando los cambios sean irreversibles".

Son palabras que Adolfo Nicolás S. J. recuerda haber oído del Papa Francisco. Un hombre "cercano y sincero", según revela el ex-superior general de la Compañía de Jesús, cuyas reflexiones acaba de poner por escrito para la revista 'Mensajero'.

En concreto, Adolfo Nicolás S. J -prepósito general de los jesuitas entre 2008 y 2016- recuerda sus charlas con el Papa en un documento publicado en la dicha revista en sus números de abril y mayo, donde relata anécdotas y diálogos con el Pontífice, repasando diversas cuestiones de actualidad como la reforma de la curia romana, la migración o el sacerdocio.

Respecto al interrogante sobre cuánto tiempo puede durar el papado de Francisco, Adolfo Nicolás S. J recuerda que, cuando conversaron sobre su propia renuncia como superior general de los jesuitas, el Papa le dijo que tenía intención de "tomar en serio el desafío de Benedicto". Sin embargo, unos meses más tarde, Francisco le confesó lo siguiente: "Le pido al Buen Dios que me lleve cuando los cambios sean irreversibles".

Según ha avanzado este lunes 3 de abril la Compañía de Jesús, en el texto el padre Nicolás se refiere a la manera en que el Papa Francisco aborda cuestiones como la reforma de la curia romana ("Quiere hacerlo en las líneas más netamente evangélicas de que es capaz") o la vocación sacerdotal ("No es una casta privilegiada, sino alguien, cuya preocupación central es el sufrimiento de los otros"); los migrantes ("El Papa está preocupado con la calidad de nuestro humanismo"); o el servicio pastoral ("Este es el punto fuerte del Papa Francisco").

En este sentido, Adolfo Nicolás S. J afirma que siempre ha tenido la impresión de encontrarse ante "un hombre cercano, sincero, para quien el Evangelio, y no la norma, era la última palabra".

Sobre las críticas que recibe el Papa, Nicolás relata que este en una ocasión le confesó: "Me critican, primero, porque no hablo suficientemente como Pontífice (y todos sabemos que ha evitado siempre juzgar a los demás, por mucho que la sociedad ha considerado que algunas personas estaban ya 'juzgadas y condenadas') y, segundo, porque no actúo como un Rey".

La decisión de no mudarse al Palacio Apostólico

Por otro lado, el texto incluye una conversación por teléfono que demuestra que la decisión de quedarse a residir en Santa Marta renunciando al Palacio Apostólico fue tomada en el último momento. Si bien, al comienzo del documento, el jesuita advierte de que esta es una narración de recuerdos de un octogenario y, por tanto, "ni se espera exactitud, ni se pueden anticipar confusiones normales de la edad".

En el artículo del mes de abril, al que ha tenido acceso Europa Press, el entonces superior de la Compañía de Jesús cuenta cómo el Papa le llamó al ser elegido y él le propuso visitarlo y renovar sus votos en su presencia, a lo que Bergoglio respondió: "Sí, sí, pero esta tarde no puedo porque tengo que ir al dentista. Yo te llamaré".

Al domingo siguiente, según su relato, el Papa volvió a llamar y le dijo: "Ven a Santa Marta, porque mañana tengo que mudarme al Palacio apostólico y aquí tengo más libertad". Por esta respuesta, Nicolás piensa que la decisión de quedarse en Santa Marta la tomó a última hora.

También se refiere a la reforma de la Curia Romana para señalar que Francisco quiere llevarla a cabo en líneas "netamente evangélicas" llamando a la Curia a despojarse de "los disfraces y excusas".

Asimismo, asegura la importancia que tiene para el Papa el carácter misionero de la Iglesia y recuerda que Bergoglio quería ir a Japón como misionero.

 

 

Inicio

J. A. Pagola

Homilías

Lecturas del día

El Día del Señor

PowerPoint Eucaristía