Inicio

J. A. Pagola

Homilías

Lecturas del día

El Día del Señor

Diapositivas Eucaristía

 

 

Lecturas del día

Celebración de la EucaristíaJosé A. PagolaJean-Pierre Bagot
Explicación de las lecturasNo seas incréduloC. FloristánG. Gutierrez
ComentariosDe crédulos y creyentesA. PronzatoJose Luis Sicre
Orar con el SalmoPascua, tiempo de admiraciónJ. Garrido Florentino Ulibarri
Un rato de oraciónX. GoitiaAbad de la Trapa de ScourmontHermann Rodriguez

 

 

 

 

 

LA MISERICORDIA: UNA MEDICINA NECESARIA Y URGENTE

El papa Juan Pablo II, papa Juan XXIII, canonizados papa Juan XXIII, por el Papa Francisco, instituyeron este domingo como el “de la Divina Misericordia”. Y, a partir del año 2.000, es Domingo II de Pascua es conocido como Domingo de la Divina Misericordia. Su finalidad es llevar al corazón de cada persona el siguiente mensaje: Dios es Misericordioso y nos ama a todos.

En la entrevista que concedió el Papa Francisco a la revista Civiltá Cattolica, a los cinco meses de su elección, apuntaba: “Veo con claridad que lo que la Iglesia necesita con mayor urgencia hoy es una capacidad de curar heridas y dar calor a los corazones de los fieles, cercanía, proximidad (...) ¡Qué inútil es preguntarle a un herido si tiene altos el colesterol o el azúcar! Hay que curarle las heridas. Ya hablaremos luego del resto”.

Posteriormente, en una Eucaristía celebrada en Santa Marta, en la homilía, ponía el siguiente ejemplo: “Piensen en una madre soltera que va a la Iglesia o a la parroquia, y le dice al secretario: ‘Quiero bautizar a mi hijo’, y el que le atiende le dice: ‘No, no se puede, porque Ud. no se ha casado…’ Tengamos en cuenta que esa madre tuvo el valor para continuar con el embarazo y ¿con qué se encuentra? Con una puerta cerrada… Y concluía afirmando: “Quien se acerca a la Iglesia debe encontrar las puertas abiertas y no fiscales de la fe”.

Pero este Papa no solo habla; también, realiza gestos. Bautizó, en la capilla Sixtina, a treinta y dos niños, entre ellos a Giulia, hija de una pareja italiana casada por lo civil.

Además del campo sacramental, existen otros ámbitos dónde –también- se hace urgente el uso de la misericordia. Dos datos: Todos los fines de semana, en nuestro país, más de 2 adolescentes quedan embarazadas. Y todos los fines de semana, en nuestro país, 1 adolescente, por lo menos, bebe hasta el coma etílico. Ante estos hechos: ¿Cómo actúan sus padres?. Y si van a colegio religioso, ¿cómo actúa el centro? ¿qué acompañamiento se le ofrece?

Creo que hoy, los cristianos necesitamos utilizar la medicina de la misericordia, y descubrir su fuerza sanante. Pues como indica el Papa en su Exhortación: La alegría del evangelio, tanto los pastores como los padres y profesores, todos tenemos que “acompañar con misericordia y paciencia en las etapas posibles de crecimiento de las personas que se van construyendo día a día”.
 

 

Inicio

J. A. Pagola

Homilías

Lecturas del día

El Día del Señor

PowerPoint Eucaristía