Inicio

J. A. Pagola

Homilías

Lecturas del día

El día del Señor

Diapositivas Eucaristía

 

  indice Celebraciones

 

LA SAGRADA COMUNIÓN A LOS ENFERMOS EN CASA

 

 

Ministro:   El Señor esté con vosotros.

Todos:     Y con tu espíritu.

 

M.  Para participar con fruto en esta celebración, comenzamos por reconocer nuestros pecados.

T.   Yo confieso ante Dios...

 

M. Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna.

 T.   Amén.

 

Lectura breve de la Palabra de Dios:

 

1.    «El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eter­na, y yo lo resucitaré en el último día. Mi carne es verdade­ra comida y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre, habita en mí y yo en él. El Padre, que vive, me ha enviado, y yo vivo por el Padre; del mismo modo, el que me come, vivirá por mí. Este es el pan que ha bajado del cielo: no como el de vuestros padres, que lo comie­ron y murieron: el que come este pan vivirá para siempre» (Jn 6,54-58).

2. «Permaneced en mí y yo en vosotros. Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid, así tam­poco vosotros, si no permanecéis en mí» (Jn 15,4).

3. «Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al Padre si no por mí» (Jn. 14,6).

 

M.  Fieles a la recomendación del Salvador y siguiendo su divina enseñanza nos atrevemos a decir: 

 T.    Padre nuestro...

 

M.     Este es el cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Dichosos los llamados a esta Cena.

T.  Señor, no soy digno de que entres en mi casa; pero una palabra tuya bastará para sanarme.

 

M.     El cuerpo de Cristo.  

R.   Amén

 

M.   Oremos. Señor, Padre lleno de bondad y misericordia, te pedimos, con fe viva, que el Cuerpo de nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que..... (nombre) acaba de recibir, le conceda la salud corporal y la salvación eterna. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

 

M.       Oremos. Alimentados con esta Eucaristía, Señor, te damos gracias, y te pedimos que el Espíritu Santo mantenga siempre vivo el amor, la fe y la salud en los que recibimos el Pan de la Vida. Por Jesucristo nuestro Señor. 

 

M.   El Señor nos bendice, nos guarda de todo mal y nos lleva a la vida eterna. Amén.

 

M.    Que el Señor nos conceda fe, salud y paz. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

 

Inicio

J. A. Pagola

Homilías

Lecturas del día

El día del Señor

PowerPoint Eucaristía